Capítulo 7

2007 08 27 a las 22:30 por April | En Uncategorized | 3 Comentarios

La ciudad era el punto civilizado más antiguo del planeta, el centro de gobierno y dirigía todos los demás puntos de población. Se podía decir que era la capital del planeta.

En un principio el planeta, fue descubierto por casualidad, en un sistema remoto sólo visible desde la Tierra cada quinientos años. Los telescopios más potentes revelaron que el sistema era muy simple: un pequeño sol, dos planetas girando a su alrededor, de los cuales uno de ellos estaba rodeado por tres satélites. Éste en concreto tenía agua y vegetación, lo que suponía un gran filón en la exploración del universo.

El descubrimiento fue guardado en secreto al resto del mundo, tal y como estaba entonces en el plano político y ecológico mundial, cualquier posible nuevo planeta habitable para el ser humano suponía una amenaza para la nación que lo anunciara y por tanto lo reclamara.

Afortunadamente, los viajes espaciales habían experimentado un gran desarrollo, especialmente en este país concreto, su pequeño tamaño y riqueza propició que los incentivos y fondos fueran destinados a I+D llegado cierto momento. Los expertos calcularon que al ritmo al que iba el mundo, en cien años los recursos no darían soporte a toda la humanidad.

Entonces estalló, el frágil equilibrio mundial se rompió, y esta pequeña nación tuvo que tomar una decisión: lo que en un principio iba a ser un viaje rutinario de exploración e investigación, pasó a ser un éxodo multitudinario de prácticamente toda la población de este lugar. En el plazo de un año tenían todo listo para partir y decirle definitivamente adiós a la Tierra.

Una única nave atravesó la atmósfera alejándose de la masacre que dejaba atrás, aquel planeta verde y azul alguna vez en el pasado, fue convirtiéndose a ojos vista en un planeta moribundo y enfermo. Grandes círculos debidos a explosiones de todo tipo se dibujaron en las ciudades más importantes del mundo. Los que apretaban los botones de las bombas estaban tan obcecados en destruir el suelo que no vieron la última nave que abandonaba la Tierra antes del apocalipsis.

En la nave, se produjo un llanto colectivo por el horror que dejaban detrás, especialmente en aquellos con el valor suficiente como para atreverse a mirar aquella masacre.

Fue un largo viaje, a bordo de la nave había nacido una generación completa, la esperanza de la humanidad.

Entrada Anterior »

Entradas y comentarios. ^Top^ Montada sobre WordPress con jd-sky theme diseñado por John Doe, modificado por April.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.